Madre María de la Encarnación: 1843-1878

Madre María de la Encarnación, nativa de La Pommeraye, sucede a la fundadora como superiora general el 2 de agosto de 1843. Mujer de deber y de oración, obtiene el reconocimiento legal de la Congregación en 1852. Trabaja en la construcción de la nueva Casa Madre y en la expansión apostólica de La Providencia: en 1870, la Congregación cuenta con más de 553 religiosas y numerosos establecimientos. Contribuyó mucho a la irradiación espiritual de la Congregación.

Madre María Alfonso: 1878-1901

Madre María Alfonso encuentra una Congregación en plena expansión. Dotada de una gran energía, utilizó su actividad para mantener el acatamiento de la Regla, la fidelidad a los ejercicios y la dedicación en los empleos. Madre María Alfonso muere el 24 de diciembre de 1901. La crisis engendrada por la ley de 1901 está abierta.

Madre San José del Sagrado Corazón: 1902-1919

Electa superiora general, inmediatamente después de la separación de la Iglesia y del Estado, hace frente a la secularización de las hermanas enseñadoras. Se cierran varias escuelas y la enseñanza primaria pública se hace gratuita y obligatoria. La Congregación diversifica entonces el campo de sus obras y se la reconoce como hospitalaria en octubre de1912. La superiora enfrenta este período de conflictos y transformaciones, tanto en la Iglesia como en la sociedad, con ánimo y confianza en la Providencia Divina. Al fin de la primera guerra mundial, la sociedad está por reconstruir.

Madre Stanislas Kotska: 1919-1927

Sor Stanislas Kostka  es electa superiora inmediatamente después de la primera guerra mundial, el 13 de agosto de 1919. Había dejado el hábito y era directora de escuela libre. Como superiora general, pone el acento sobre la vida comunitaria y la vida espiritual, que son los fundamentos de todo apostolado fructuoso. La Congregación celebra el centenario de su fundación.

Madre Margarita de Hungría: 1928-1947

La posguerra lleva esperanzas de paz con una vuelta del crecimiento económico. Por desdicha, los años 1930 ven numerosas crisis (económica, social, política) que conducen directamente a la segunda guerra mundial.

Insufla a la Congregación la importancia de la vida interior insistiendo en el silencio y el recogimiento. Se solemniza el 16 de julio, día de Nuestra Señora del Monte Carmelo, y Santa Teresa de Avila es la patrona del noviciado. Un trabajo de vuelta a las fuentes carmelitanas de la Congregación está en marcha.

Madre María de la Natividad: 1947-1950

Encarna el deseo de renovación espiritual, humana y profesional de la Congregación. La Iglesia invita a las congregaciones religiosas a estar más presentes a la sociedad de su tiempo. Madre María de la Natividad es una mujer creyente, ligada al Carmelo. Sensibiliza a la integración en el « Cuerpo Congregación » e insiste sobre el espíritu de familia un poco fragilizado por la secularización. En 1948, primera edición de la revista de congregación «La Colmena»: así, las noticias de la vida y de la misión se comunican a todas las hermanas.

El Concilio del Vaticano II está aun lejos… Pero, un viento de «aggiornamento» está soplando ya. El volver a las fuentes pasa por una busca de la vida de la fundadora.

Madre María Cristiana: 1950-1967

La Congregación se abre a la misión « ad gentes » con una salida para la Costa de Marfil en 1953. Madre María Cristiana continua el trabajo de «volver a las fuentes» del Carmelo y obtiene la Agregación oficial a la Orden de los Carmelitas Descalzos el 18 de noviembre de 1956.

El Capítulo de 1950 había aceptado el principio de la creación de «trabajadoras familiares»; entonces dicha profesión comienza desde 1951 en colaboración con las Hermanitas de la Asunción.

Entre 1952 y 1961, la Congregación acoge a tres pequeñas Congregaciones que fusionan con La Providencia. En septiembre de 1953, 4 hermanas se marchan para la Costa de Marfil. La Congregación funda en España (1961), en Inglaterra (1961-62), pero estas dos ultimas fundaciones se cerraron ya en 1973!

En 1962, el Papa Juan XXIII convoca el Concilio del Vaticano II que sopla sobre toda la Iglesia un viento de esperanza.  El decreto sobre la «renovación y adaptación de la vida religiosa» invita a las congregaciones a vivir un «aggiornamento».

En 1964, la Congregación celebra el centenario de la fundadora.

En 1967, como consecuencia de acontecimientos dolorosos, Madre María Cristiana dimite de su cargo.

Madre San Juan de la Eucaristía: 1967-1973

Electa en el Capítulo de «aggiornamento», Madre San Juan compromete a la Congregación en el camino de renovación. Entre 1967 et 1981, las «capitulantes» van a trabajar a escribir un nuevo Libro de Vida. Una primera asamblea general se verificará en 1969, con 250 hermanas delegadas. Otra en 1972.

La vida sigue llamando a la puerta: el 28 de octubre de 1969, dos hermanas son enviadas para una fundación en la Isla de La Reunión.

El Capítulo de 1973 es el 2do Capítulo de «aggiornamento». Sor Jeanne GUILBEAULT es electa Superiora general.

Sor Jeanne GUILBEAULT (Pablo Emanuel): 1973–1985

Como misión primera ha de continuar el «aggiornamento» de la Congregación. En 1981, Monseñor ORCHAMPT aprueba las nuevas «Constituciones » (el Libro de Vida).

La Congregación mantiene su deseo de apertura. Llega a tierras de Honduras en América Central, en febrero de 1973, y luego se implanta en Burkina Faso. En 1982, un noviciado se abre en Honduras, seguido por el de la Costa de Marfil en 1983. Acoger a unas hermanas de las regiones jóvenes invita a ensanchar el espacio de nuestra tienda. La Congregación abre una nueva página de su historia y aprende a vivir la internacionalidad.

Sor Cecilia Réthoré: 1985-1997

La Congregación se implanta en Guatemala (1991), en Salvador (1996), en Madagascar (1997). Las dificultades de gobierno relativas a las estructuras conducen a la creación de las Regiones, a consecuencia de un Capítulo «extraordinario» en 1988 para Africa y América Central, en 1991, para Francia Océano Indico. A partir de 1993, pequeños grupos de laicos se reúnen alrededor de las comunidades para compartir la espiritualidad y el carisma de la Congregación. En 1990, tiene lugar en La Pommeraye el primer encuentro internacional de las hermanas juniores de todas las Regiones.

En 1996, la Congregación entra en Federación carmelitana apostólica con otras cinco Congregaciones (Nuestra Señora del Monte Carmelo de Avranches -.Santa Teresa de Avesnes – San Martín de Bourgueil – Inmaculada del Monte Carmelo de Nantes – las Auxiliadoras de la Caridad).

Sor Françoise Gorioux: 1997-2009

Va creciendo la internacionalidad. En 1998, la Congregación se implanta en Asia, en Vietnam. Unas hermanas vietnamitas y malgaches se reúnen con nosotras. La Superiora general intenta fortalecer la unidad y la comunión entre todas las hermanas. Beber en las fuentes del Carmelo es una necesidad: algunas hermanas de los distintos continentes se forman en Avila.

En 2005, en presencia de numerosos amigos y hermanas de varias Congregaciones, La Providencia celebra la fusión con las Congregaciones de la Inmaculada del Monte Carmelo y San Martín de Bourgueil.

La Congregación acoge a unos laicos asociados así como la consagración de las primeras seglares. La familia de La Providencia va creciendo.

Sor Mariannick Caniou (2009 -

Primer Consejo general internacional. La Congregación llega a tierras de Camerún en Africa Central: el noviciado de la Región de Africa se implanta en Yaundé, en 2010.

En 2011, después del seísmo de 2010 que sufrió Haïti, unas hermanas de las tres Regiones se marchan para sostener a pequeñas Congregaciones autóctonas para un tiempo determinado.

En 2012, la Asamblea Inter Regiones que se convoca cada 6 años se vive en todos los continentes: las delegadas viajan de una Región a la otra para un tiempo de reflexión, de celebración y conocimiento de la Región. Bellos momentos de vida fraterna, de fiesta y aprendizaje de la diferencia.

Las primeras consagradas seglares se comprometen definitivamente.

Un noviciado único es creado en Francia por el Consejo general en 2014.