Laicos y religiosos, vivir juntos el evangelio, en los pasos de los fundadores, al servicio de la misión de la Iglesia.

Laicos y religiosos, vivir juntos el evangelio, en los pasos de los fundadores, al servicio de la misión de la Iglesia.

“La comunión vivida entre las personas consagradas conduce a una apertura todavía más grande, la apertura a todos los otros miembros de la Iglesia.

…Hoy se descubre cada vez más el hecho de que los carismas de los fundadores y de las fundadoras, habiendo surgido para el bien de todos, deben ser de nuevo puestos en el centro de la misma Iglesia, abiertos a la comunión y a la participación de todos los miembros del Pueblo de Dios.

En esta línea podemos constatar que ya se está estableciendo un nuevo tipo de comunión y de colaboración en el interior de las diversas vocaciones y estados de vida, sobre todo entre consagrados y laicos.99

 

Caminar desde Cristo

Un renovado compromiso de la vida consagrada en el tercer milenio

Congregación para los institutos de la vida consagrada

y de las sociedades de vidaapostólica

Roma, el 19 de mayo  de 2002

Laicos y religiosos, en camino de alianzas diversas, se constituyen de más en más en familias espirituales. Una realidad rica, múltiple y en pleno auge.

“Esos laicos son hermanos y hermanas de la familia, implicados en el apostolado y la manera de orar particular a cada movimiento espiritual. Ellos constituyen una rama de esta familia (rama secular de un instituto religioso, “tercera orden”, oblatas…) Ellos se han unido a la congregación porque tienen  vocación: se sintieron llamados por el Espíritu para unirse a la congregación. No es solamente un camino de fe en seguimiento de una congregación, sino una vocación real religiosa, un llamado religioso, bajo la modalidad laical. Esta terminología inhabitual – y que puede ser discutible – quiere poner el acento sobre la común vocación a ponerse a la escuela de Cristo, laicos como religiosos, según las intuiciones particulares formuladas y puestas en obra  en una familia espiritual. Lo que hace la diferencia entre los tipos de compromiso en la familia es entonces a buscar en términos de estilo de vida.” 

Caminos de familia

Fr. Jean  Claude Lavigne op

Lourdes 2013